19.2.07

POEMAS CON SABOR A SAL

Desde el otro lado del océano recibo la botella lanzada por Gabriel Impaglione: Explicaciones con mar y otros elementos. Trato de descifrar el contenido: poesía vital donde el hombre es el centro de todas las cosas y el asombro la medida del amor. Ese lanzamiento explica, de muchas maneras, por qué el poeta vive del otro lado del mar, lejos de su tierra natal, y por qué se despierta todos los días con la humanidad a hornear las palabras en la cocina de la solidaridad. Poesía necesaria, cotidiana, insurrecta pero tierna, vociferante pero callada, sutil pero combativa. Poesía para todos como el pan, el vino y la alegría. Gracias Gabriel por esta botella repleta de signos que son la vida"

Adriano Corrales. (Costa Rica)


Gabriel Impaglione
(De "Explicaciones con mar y otros elementos")



Supe de aquel mar sus cavidades,
la fuente del nácar que resplandecía
en la diminuta arquitectura del salitre,
uno a uno los sitios de la arena donde las guitarras
alzaron su torre nocturna en torno al vino.

Conservo nombres, gestos pincelados de plata
y azafrán en las pequeñas hogueras de las dunas,
bocas atentas en la vigilia del canto,
esa enredadera que florece
en las seis tensas singladuras del alma.
Tal vez retazos de viejas banderas
donde la patria pudo ser el pan,
la cuerda donde tender la voz al sol.

Supe también el orden de los nacimientos,
el arcano átomo que encendía la furia.
Suaves avenidas que condujeron
a los hombres y sus brazos al cardumen.

En las copas bajo los parrales la contorsión
de oceánicas serpientes fabulosas, ignotas tierras
donde las manos repartieron el sentido del viento.

Ay tripulación de la mesa, sonora cubierta,
abecedaria fraternidad en asamblea anual
bajo guirnalda de escamas
ofrendando tornasol de voces.

Dónde reposa la gota madre, el primer racimo
del oleaje, la pequeña multitud
que marchó a la orilla a inaugurar mareas?

Vi espaldas con aletas de luz, ojos anclando
su desafío oceánico en los tiempos.
Has visto alguna vez seres marinos
emerger victoriosos de semejante silencio?
El hombre en altamar encuentra sus orígenes

pero en la orilla va y viene al soliloquio
con las manos llenas de palabras relucientes.

2 comentarios:

Gledwood dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gledwood dijo...

¡Es poesía intelectual en español!

Deseo que podría hablar español correctamente.

A partir de la semana próxima estoy aprendiendo correctamente.

Hago un blog también. Gledwood2.blogspot.com. Gota cerca si usted tiene gusto. Usted es la mayoría de la recepción. Es muy diferente a su blog sin embargo, muy diferente. Véale allí.

Gledwood.